SUSCRÍBETE

Y recibe las últimas noticias

NORI Y SEBASTIÉN

By

Leonor -Nori- mexicana y Sebastién, de origen francés, se conocieron en Francia, donde en un principio se cayeron bien, y de una manera muy natural, empezaron a salir y poco a poco reconocieron el amor.
Él de personalidad alegre, pero a la vez tranquilo, disfruta de cocinar y la naturaleza, ella; soñadora y romántica. Viven ahora en el Sur de Francia donde les gusta caminar los fines de semana, disfrutar de la tranquilidad y el campo.
Su amado México, era inspirador, desde el gusto por las películas de Pedro Infante, a partir de las cuales soñaba cuando era chica que le llevaban serenata y que ella salía por el balcón de su habitación. Dicha visión, se cumpliría años después, cuando la surgió la idea de hacer una sesión fotográfica de tipo ‘casual’ en la pintoresca ciudad de San Miguel de Allende, se emocionó mucho pues lo hermoso de la ciudad, sus calles empedradas y los mariachis tocando en las plazas, le recordaban mucho las películas que tanto le gustaban de niña.

Finamente, como en película, donde el enamorado sorprende a su amada con una serenada, recibió esa sorpresa que tanto había soñado y ‘Seb’ como afectuosamente le llama, le canto litera ¡‘al pie’ de su ventana!
Los asistentes emocionados por la gran ocasión de esta enamoradísima pareja, no perdían ocasión de convivir y disfrutar de estos momentos en su compañía, así que desde el jueves antes de la boda estuvieron con actividades, empezando con un tour en tranvía por toda la ciudad de San Miguel de Allende… El viernes llego y finalmente ese “gran día” a las 5 de la tarde, se celebró la boda civil en un hermoso patio, seguido de un brindis que dio pe a la tradicional Callejoneada para continuar a celebración. El tema de a ocasión fue: Romántico, con escenarios que reflejaran la belleza del país y reconociendo paisajes que evocaran el mismo romanticismo del sur de Francia, pero el grandioso Bajío de México.

Después de cantar y bailar, el festejo continuó en una de las terrazas con la mejor vista dela Parroquia de San Miguel Arcángel; donde un saxofón y un DJ amenizaron la noche que se extendió hasta altas horas y cerró con broche de oro con la tradicional tornaboda, y para deleite de tan variados paladares, opciones dignos de cualquier gourmand: tacos de lechón con salsa borracha, mini teleras de cochinita y cchilaquiles.

Todos los presentes, disfrutaron además de mucha diversión y cariño, disfrutaron del buen clima y hermosa vista para hacer de este affaire multicultural una boda romantiquísima de primavera.

Share this article