SUSCRÍBETE

Y recibe las últimas noticias

Guía básica para organizar tu boda en cuatro pasos

By

Todos sabemos que después de dar el “¡Sí!” es que comienza la verdadera diversión. Claro, la propuesta famosa es algo por lo que tú no tienes que preocuparte, de eso se encarga el novio, pero una vez que aceptaste… ¡Prepárate!, porque comienza la diversión de organizar una boda.

 

Organizar una boda puede ser para muchos “super difícil”; no solo tienes que preocuparte del salón, la decoración, la comida, tu vestido, la música, ¡la lista de invitados! Por mencionar algunos temas ‘vitales’, sino que además tienes que pasar un buen tiempo en cada asunto y considerar como finalidad que cumpla con su visión de celebración, pero además asegurarte de que tus invitados la pasen bien.

 

Nada fácil, ¿Cierto?

Pero no te preocupes, con un poco de ayuda y paciencia (y por supuesto, con esta guía muy básica para organizar tu boda), tu también podrás lograr arrancar con esta aventura y tener la boda más hermosa del mundo entero. ¿Estás lista?

 

Paso 1: Haz una lista.

Organizar una boda se lleva mucho más tiempo y energía del que crees, es por eso es que debes comenzar a pensar en que quieres hacer desde el momento en que digas “Sí” a esa proposición de matrimonio.

 

 

Y la mejor manera de mantener el orden desde el principio, es haciendo una lista. Lista, garabatos, o como te funcione mejor; pero vacía de todo lo que pasa en tu cabeza hacia papel o bien con ayuda de apps como www.wunderlist.com de modo que no te vuelvas loca con tantas ideas y quehaceres merodeado todo el día… Créenos, te sentirás saturada más rápido de lo que crees si no practicas -por así decirlo- este pequeño ejercicio; y das a tu mente un descanso diario de temas pendientes. Tu familia, amigos pero sobre todo pareja; te lo agradecerán.

 

 

Apenas estás empezando, así que no tiene que ser una lista muy elaborada. Asegúrate de incluir todo lo que se te pase por la mente: ¿Qué lugar quieres? ¿Cuál vestido te gustaría? ¿Sabes que harás con el servicio de comida en la boda? ¿A quién invitarías? No le pienses demasiado, todo esto es editable y un inicio apenas; pero de gran utilidad en su proceso general.

 

 

Asegúrate de anotar todo eso y luego anota los pasos, contactos o referencias que se te vengan a la mente y que necesitarías para lograrlo. NOTA: No es importante en este momento saberlo todo con certeza, esa viene con el tiempo pero inicia con la claridad de lo que para ti es importante o quitaría el sueño, deja que fluya esta lluvia de ideas. De esta forma, tienes una pauta inicial de qué es exactamente lo que debes hacer, y en su momento, hasta detallar cuales son las prioridades y luego, de cuánto tiempo dispones para completar cada uno de los pasos en tu lista.

 

 

Paso 2: Aprende a delegar.

El gran error de muchas novias o parejas que deciden planear su boda, es querer hacer todos por ellos mismos. Claro que es divertido tener el control de todo, pero es imposible. Una boda es un evento demasiado grande y complicado -y usualmente “once in a lifetime”, y en la mayoría de los casos, necesitarán ayuda.

 

 

Así que aprende a delegar. Lo mejor que puedes hacer es conseguir una Wedding Planner, o una asistente de bodas que te ayude a organizarte y que, además haga ciertas tareas por ti, dejándote solo la aprobación de todo y tareas más pequeñas y disfrutables.

 

 

Contratar a una Wedding Planner te quitará una gran presión de encima, además de que te permitirá concentrarte en otros aspectos de tu boda (como el vestido, por ejemplo). Delegando tareas, te darás cuenta que todo es un poquito más fácil.

 

 

Ni que decir si es una BODA DESTINO, UNA BODA (PLANEADA) A DISTANCIA; aunque no es misión imposible, si requiere de ciertas atenciones que podrían no ser tan importantes para la planeación de una boda “local” o mas tradicional, en un salón de hotel en tu ciudad, por ejemplo.

 

Paso 3: Planea con tiempo.

Otro error bastante común al momento de organizar una boda, es no tomarse el tiempo necesario. Ten este tip en cuenta: Mientras más temprano comiences, mucho mejor, si bien a veces 8-10 meses son suficientes para comprometer a buenos proveedores, no siempre estarán disponibles si la boda es en un finde con fechas de días feriados, en famoso “puente”, –por ejemplo, el cual muchas parejas decidan “aprovechar”.


Como ya dije, contratar a una wedding planner es esencial, y es un excelente paso a tomar sí lo haces a tiempo; si es boda local o
boda destino; el hacerlo les facilita muchísimos beneficios. De esta forma, ambas pueden comenzar a tomar decisiones importantes lo antes posible.

 

Las dos cosas que deberían estar listas de primero son: La ciudad/lugar o salón o locación donde será la celebración de la boda, y depende de tus prioridades; el servicio de comida, según tu “banquetero” preferido o por encontrar. Siempre, siempre, ten en cuenta estos dos puntos al momento de planear tu boda.

   

Paso 4: Piensa en tí.

Déjame corregir, no solo pienses en tí, sino en ustedes como pareja, en lo que les gusta y lo que no. Más allá de hacer una boda para los invitados, hagan una boda que ustedes puedan disfrutar, esa es la prioridad: y segundo en que también para sus invitados resulte memorable y divertida.

 

 

Lo realmente importante de las bodas es que tú y tu pareja la disfruten. Ten esto en cuenta cuando estés planeando ese día especial y olvídate de los demás. Este es su día, y debería estar centrado en lo que a ustedes les gusta.



Intentar complacer a todos solo te dará dolores de cabeza, así que ni lo intentes. Luego de contemplar estos pasos básicos para esta celebración de vida, disfruta los pasos que les conducirán a esa BODA DE ENSUENO, ESA BODA REAL que desde siempre anhelaron.

Share this article