SUSCRÍBETE

Y recibe las últimas noticias

¿ERES INVITADO A UNA BODA? APRENDE TU TAMBIEN COMO PRESUPUESTAR PARA ESE GRAN DÍA

By

Celebrar la unión de una pareja feliz y allegada, es siempre una ocasión de alegría, pero para los invitados; los gastos relacionados a la boda pueden acumularse rápidamente a medida que el gran día se acerca.

Éstos tienen que incluir en su presupuesto despedidas de soltero, fiestas pre-boda, regalos de boda, trajes y atuendos para la ocasión, viajes y hospedaje (en el caso de una boda destino). Una encuesta recientemente realizada por el banco TD Bank, encontró por ejemplo que cuatro de cada diez de sus clientes tiene esperado asistir, a al menos a una boda este año; y uno de cada siete asistirá como parte de los organizadores de alguna festividad de la boda, lo que añade aún más estrés a la billetera y presión social por dar y participar en el mejor evento.

De acuerdo con la encuesta de ese banco, 1 de cada 5 personas, NO está preparada para tales gastos, relacionados con asistir a una boda y proyectan que estos gastos causen un fuerte impacto en sus ingresos. Casi la mitad de los que esperan asistir a una boda este año tienen previsto gastar entre 1,500 pesos y 7,500 pesos, y uno de cada ocho tiene previsto gastar más de 15,000 pesos, cifra que se incrementa a 1 de cada 4, si se trata de miembros del cortejo de la boda.

De acuerdo con Raymon Chun, vicepresidente en TD Bank, comparte que con certeza y “planeación y estrategias inteligentes es posible aliviar las presiones de esta temporada de bodas sin afectar el presupuesto. Las bodas son uno de los eventos más importantes en la vida y celebrarlo con la familia y amigos es importante, lo que no quiere decir que sus finanzas se afectan una vez que la invitación es aceptada”.

Chun sugiere para mantener los costos al margen, hacer un presupuesto desde el momento en recibe la invitación de boda. Piensa cuanto te costara asistir; especialmente si la boda requiere viajar a una locación específica -y antes de comprometerte a asistir-, analiza si estos gastos se adaptan a tu idea de presupuesto. Luego identifica cuanto estas dispuesto a gastar en otros costos relacionados como regalos, fiestas, viajes y trajes/vestidos.

Además, Chun  explica que “armado con esta información, puedes organizar incluso un plan de ahorros, si la boda se va a realizar en seis meses es más fácil ahorrar 150 pesos a la semana que tratar de conseguir 4,000 pesos de un día para otro”. Es útil, considerar que ciertas agencias de viajes por ejemplo, en caso de ser una invitación a una boda destino, pueden ofrecerle opciones de pago mensuales, y así no tienen que descapitalizarse.

Louise Fox, experta en etiqueta, concuerda que la planeación juega un papel importante para hacer de esta temporada de boda asequible y agradable, especialmente cuando se trata de regalos. “No hay una regla general de cuanto es apropiado gastar en un regalo, por lo que no debería existir presión alguna en gastar más de lo que puedes”, explica Fox. “Puedes sentirte obligado a gastar un poco más en un familiar o amigo cercano que en una pareja que conoces de poco tiempo, depende del invitado determinar cuánto es el momento apropiado a gastar dependiendo de la relación que tenga con la pareja. Recuerda que este día es para celebrar la unión y vida juntos de la pareja, y el regalo es solo la expresión de los mejores deseos del invitado”. Eso sí, pequeño o grande que sea tu presupuesto, trata siempre de correr la cortesía de explorar -antes de cualquier otro lugar- la mesa de regalos donde los novios hayan hecho su lista, así ellos podrán administrar en base a lo que tienen, lo que quieren específicamente para algún rincón de su hogar, su luna de miel, o bien que canjearan por efectivo incluso, de ser necesario.

Para gastos como regalos y viajes, Chun sugiere incluso aprovechar algún sistema de puntos o recompensas que tuvieras de alguna tarjeta de crédito, por ejemplo, y que aliviaría un poco estos costos.

“Dependiendo del programa de fidelidad de las tarjetas de crédito, puntos viajeros o devolución de dinero ‘payback, estos pueden ayudarte a cubrir gastos relacionados; desde regalos, vuelos, hoteles y hasta renta de vehículos. Si tu tarjeta de crédito tiene este beneficio, es buena idea utilizar tu tarjeta de crédito para compras diarias para lograr asir obtener más puntos rápidamente. Hablando de presupuestos y ahorros, es importante que recuerdes pagar el saldo de tu balance antes de la fecha de vencimiento para evitar así cargos extras por intereses”, explica Chun.

A veces, una evaluación honesta de los costos involucrados en asistir a una boda puede significar rechazar de la invitación. La encuesta de TD mostró que el 17% de los invitados a una boda, han inventado una excusa para rechazar una invitación de boda porque no podían darse el lujo de asistir, pero esa cifra subió a 24% entre los que habían pedido estar en una fiesta de bodas este año.

“No es de mala educación rechazar una invitación de la boda, siempre y cuando no esperes hasta el último minuto”, dijo Fox, la experta en protocolo. “Si vas a celebrar la vida de la nueva vida de la pareja, puedes hacerlo de otra manera, sin la necesidad de asistir a la boda. Si  quieres tener un gesto especial en el gran día, puedes enviar flores al lugar del evento o una tarjeta de felicitación que será siempre apreciada.

Share this article

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *