SUSCRÍBETE

Y recibe las últimas noticias

CAROLINE & TAYLER

By

De California, USA, los ahora Dorman-Bird, nos comparten la visión que Planner1 creo para “el más mágico de sus días”.
¿Que pasa cuando se une la ilusión con la visión? ¡Puras cosas bellas! En esta intima boda de Tulum, Riviera Maya, celebrada en el paraíso que es Esencia, la locación, sumamente elegante, intima pero a la vez espectacular, hizo que a través de varios detalles y despliegues de genialidad -ni que decir de muchísimo amor- hiciera que la celebración se volviera un verdadero sueño.

En una ceremonia espiritual que los novios escogieron fue de tipo “cósmica “y es que cuando todo confabula para lograr una unión sagrada, de que otra manera podría ser?! En esta celebración de tipo shamanica-espiritual hubo un aura de amor puro y muchas buenas vibras, se casaron en la noche de una luna llena y abundante, prospera y rica que iluminaba la playa de una luz sin igual, sumamente romántica y singularmente conmovedora, para la pareja y todos los que con ellos se dieron cita desde distantes lugares.

Los asistentes reflejaban en sus blancas vestimentas el aura que ahí se vivía, y convivían casi orgánicamente con la propiedad y sus bellos alrededores, de naturaleza verde pero acentuados con una paleta finamente seleccionada en tonos de rosa pálido, menta, con destellos de color en azul, amarillo y naranja, en estilo vintage.

Las flores y los detalles en la decoración jugaron un papel importantísimo porque ¡Caroline ama las flores!, Callas, rosas, suculentas, orquídeas, en fin tantas de ellas, y decidirse por las más especiales para su boda fue un exquisito reto, ya que además la idea para el gran evento era el de una elegancia pero “simple” y fluida con los alrededores, más que impositiva.

Además de romántica y exclusiva la noche pronto se tornó cálida y explosiva, la diversión fue garantizada por el particular grupo Bola Funk y así hasta entrada la misma, el baile no ceso, en esta cósmica celebración.

Share this article